PARAR: USAID y la Política del Arte en Cuba

Debido a la reciente publicación por La Associated Press, hay mucha confusión en las redes sobre si un grupo específico del rap cubano aceptó fondos de la USAID. No creo que este detalle sea realmente relevante. El sensacionalismo esta nublando un punto crítico: que estos programas, realizados por la USAID en Cuba con intenciones de crear transición política, los cuales explotan a poblaciones vulnerables sin su conocimiento, son subversivos, manipulativos, e ilegales!

Ya que muchos me han escrito preguntando qué es lo que significa el reporte del Associated Press, aquí va un resumen:

Documentos de Creative Associates (CREA) adquiridos por la Associated Press (AP) demuestran la forma en que la organización dirigió su financiación y empleados hacia protagonistas del hip-hop en Cuba desde el 2007-2012. CREA es una organización estadounidense establecida bajo la Administración de Reagan para pasar dinero gubernamental, en Cuba viene siendo la cara no tan “humanitaria” de a USAID. La mayoría de los raperos cubanos involucrados no conocían el origen de los fondos, pero cuando dinero o equipo profesional “cae del cielo” en La Habana, por lo general viene del Departamento de Estado de Estados Unidos o US INT, especialmente si es para apoyar proyectos críticos hacia la Administración de Castro. Grupos juveniles y poblaciones vulnerables han sido un blanco especifico de la USAID en Cuba desde hace ya una década cuando la Administración de Bush publicó el informe estadounidense de la “Comisión sobre una Cuba Libre” dirigido a acelerar la transición política en la isla a favor de los intereses de EE.UU. El primer informe fue escrito bajo el Secretario de Estado Colin Powell en el 2004, y un segundo enfoque aun más agresivo, fue propuesto por Condoleezza Rice en el 2006.

El informe de la AP publica nombres de personas que recibieron equipos o financiamiento de este programa de la USAID. En particular nombra a un VJ que era una parte del movimiento hip-hop quien aparentemente trabajaba directamente con y recibía sueldo de CREA, además elabora el papel protagónico de un extranjero serbio que era el micro-líder del programa bajo la cobertura de EXIT FEST (también conocido como “SALIDA”). Pero los individuos realmente malvados estaban en las oficinas de CREA/USAID (Utset, Saltos, etc.) creando estrategias y formando equipos de personas para manipular a raperos, artistas pop, músicos y personalidades culturales.

Recomiendo la lectura de los documentos originales publicados en el sitio AP (http://apne.ws/1B2vAys). De hecho, hasta tengo un pequeño reconocimiento. En la página 36, un informe del serbio a USAID / CREA afirma que yo, Melisa Riviere, “una ambiciosa e inteligente mujer”, cuya “enemigo está en Washington” fue una “amenaza a la seguridad” de su proyecto y asesora a su equipo que deben de ser “muy prudentes en el trato con ella.” Debería comentar que siempre me he opuesto abiertamente a estos programas subversivos e ilegales por USAID en Cuba, así como claramente siempre he tenido una posición en contra del embargo estadounidense. Los documentos son tiránicos y repugnantes para leer, pero sin duda hacen un caso que la cultura popular es a menudo dirigida por unas pocas personas poderosas en una oficina gubernamental, en este caso, financiados por el pueblo estadounidense.

Por último, y muy importante de tener en cuenta, es que yo le cedí a la AP una entrevista hablando específicamente acerca de los programas de la USAID y su método de operación, en ningún momento comentando sobre grupos específicos en Cuba. Hecho que ha sido convenientemente mal interpretado, posicionándome en contra de ciertos raperos (¿dividir y conquistar?). Cualquier comentario que aparezca en la prensa sobre un grupo específico de rap cubano fue tomado corta-y-pega de entrevistas otorgadas en el 2009-2010. Desde el 2010, fuera de mí enfoque sobre Son Dos Alas y los programas de la USAID con respeto a la música y el arte, no he hecho comentarios públicos sobre grupos de rap cubano. ¿Me pregunto quién estará financiando la confusión mediática? Yo he estado escribiendo y publicando información sobre estos programas por cuatro años, y mi atención se ha concentrado en la denuncia de estos programas que hacen daño a movimientos orgánicos y gente buena.

Para leer una reciente publicación sobre cómo funcionan estos programas dentro del contexto de mi investigación doctoral sobre el rap cubano (y puertorriqueño) consulten la sección de ‘Parar’ de “Entre | << (rebobinar) y > (reproducir): la realización de Son Dos Alas” en la jornada de Estudios Latinoamericanos de OSU titulada Alter/Nativas.

  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: